jueves, 8 de mayo de 2008

Did you know?

Mi buena amiga ELO mientras veíamos el Real Madrid-Barcelona me confesó la verdad sobre el caso Britney. Su teoría es la siguiente: Parece ser que para detectar niveles de droga en una persona el control más fiable se realiza en el pelo. La buena de Spears, inmersa en una cruenta lucha por la custodia de Sean Preston y Jayden James se rapó la perola para que no quedara ni rastro de drogaína (M, cocaína, analgésicos, ketamina,...)

¡¡Chupame la polla, chupame la polla!!

Respetando esa teoría demostrada por la cienca, yo sigo pensando que todo el circo Spears-Federlaine es una curradísima estrategia de márketing muy al estilo de Kate Moss y sus problemas con las drogas que se esnifan. Si no que alguien me explique porque el último disco de Britney es la polla en viangre (una loca calva es incapaz de realizar semejante obra de arte).


4 comentarios:

Mirrows dijo...

He de confesar que me repugna este ser. No sé si el disco es escuchable o no, pero después de su última actuación en la mtv debería dedicarse a jugar a la brisca con sus amigas en vez de actuar, porque madre mía.

Eso sí de pedo en una boda me sé todas sus coreografías (bueno y cuando no son bodas también).

Tomás Verléin dijo...

Lo de mezclar en la misma frase obra maestra y que lo ha hecho Britney va de coña, no? Esta santa mujer tiene un ejército de productores (o uno muy apañado) que le hacen el trabajo sucio y limpio, me juego el cuello a que se ha pasado media hora por el estudio para poner la voz y punto. Vamos, de ahí a pensar que es Brian Wilson pero en calva...

Onanisto dijo...

Tommy, sigo pensando que los tontos no hacen cosas buenas, por muy bien producidos que estén.

Tomás Verléin dijo...

Je, pues mejor no te pongas a revisar la historia de la música pop haciendo comparaciones entre éxito e inteligencia te puedes llevar muchas sorpresitas. Nunca infravalores lo que un productor puede hacer por ti, Joe Meek y Phil Spector me darían la razón (quizás me dispararía antes o después de decírmelo, pero bueno).

P.D.: por cierto, mira a ver cuántas canciones ha escrito sola la señora calva de su último disco, las autorías parecen bufetes de abogados, huele a caldofrán por todas partes