lunes, 14 de septiembre de 2009

Martes (seguidor de la calle de atrás)

No soy de los que se mete con Telemadrid gratuitamente. Llamarla telefachamadrid tiene la misma legitimidad que el bueno de Joan Laporta. Jorge D'Alessandro es el comentarista estrella de la cadena autonómica en las competiciones de Champions y Liga.

Este sábado, al comprobar que Uche, jugador del Zaragoza, estaba tendido en el terreno de juego, Jorge, amante del juego macho, en un alarde de conocimiento médico, recriminó los aspavientos del jugador nigeriano. Incluso el bueno de Jorge se atrevió con un "ya conocemos las artes escénicas del jugador de color".

Pues bien, el jugador de color (¿de qué color será Jorge?, ¿de color violeta?, ¿de color ciruela?) se ha destrozado la rodilla y estará ocho meses acordándose en su casa de la hombría y del tino del comentarista argentino de Telemadrid. Yo creo que la Ministra de Sanidad debería de decir algo al respecto.

¡¡Ay!! las gentes de color. Estupefacto me quedé al ver a mi admirado Kanye West arrebatándole el micrófono a Taylor Swift, lechosa de profesión y de piel, para revindicar el Single Ladies de Beyoncé. Mientras Beyoncé observaba orgullosa desde su trono. Dicen que Kanye iba hasta arriba de coñac. Lo siento en el alma, pero de la televisión ya no me creo ningún acto espontáneo.

Kanye desde que está saliendo con esa especie de extraterrestre pechugona se ha vuelto completamente loco. Algo parecido le pasó a Lennon con Yoko Ono.

Espero que nadie malinterprete mis palabras. Aunque soy un racista de corazón recién salido del armario, soy un ferviente seguidor de Beyoncé y del chimpancé de su marido. Ellos podría cenar perfectamente en mi casa en el Thanksgiving day. Mi casa está repleta de gentes generosas, las puertas nunca podrían cerrar para Laporta, Evo Morales, el futuro hijo de David y Elena Tablada, los Backstreetboys... un cartel de lujo.

Creo que los Backstreet, mi boy-band de cabecera estuvieron imperiales en su paso por España. Veni, vidi, vici. Los Back nan vuelto más bakalas y más maricas que nunca, una mezcla perfecta entre la melodía de Jon Secada y el ritmo de Kate Ryan. De nuevo una matrícula de honor para el productor, coreógrafo y estilista. Eso sí, los que somos fans, estamos muy preocupados por el aspecto de Nick, el que fuera novio de Paris Hilton.

Ya que han llegado con retraso a los calores veraniegos, Straight Through My Heart es el hit de la temporada otoño-invierno. Por cierto, ahora que se aproxima el lanzamiento de Luna Nueva, que no falte la temática vampírica. Estoy convencido que mientras Borja está leyendo estas líneas se está retorciendo en el sitio. Le conozco, sé que lo está haciendo.

Por cierto, ha muerto Patrick Swayze. El Mundo le cataloga como el sucio bailarín seductor. Ya que estamos, la serie de Antena 3 sobre el mundo de la moda es entrañablemente asquerosa, pero se deja ver perfectamente.

7 comentarios:

marta dijo...

Lo de Kayne era ron.

Lo de Patrick una tragedia :(

Onanista Sánchez dijo...

Los medios dicen que es coñac. pero bueno, lo importante es que está loco de remate. Con lo que me molaba a mí...

Marta, sigo si coger el ritmo a GH, espero que te esté pasando a tí lo mismo...

Pedro dijo...

jajajajjajaja
Kayne

Onanista Sánchez dijo...

Me da pena pq el bueno de Kayne tiene un discazo cojonudo.

Tomás Verléin dijo...

Sí, reconozco que he visto el trailer en un ejercicio de masoquismo sin igual. Total va a ser lo que me espere en noviembre. Por si alguien se lo pregunta, los personajes son todavía más flojitos, eso sí, con un 50% más de pucheros y miradas al infinito. No diré más de esta saga que ha echado por tierra el mito del vampirismo, con lo que me molaba.

Por lo menos la hermana del Cullen ha salido destapándose en Egotastic hace unas semanas y apuntaba muchas maneras (adelantando por la derecha )a la prota de la película.

Onanista Sánchez dijo...

@ Tomás

Sabía que saldrías al quite.

La hermana Cullen es una golfa de cuidado.

La diferencia entre tú y yo, es que yo ire al cine gustosamente a ver la película y tu iras con bozal y con los brazos cruzados.

marta dijo...

Lo de Kayne era coñac. Mis fuentes eran erróneas.
Me está costando seguir GH, sí. Pero creo que me van a acabar de ganar esta noche con la expulsión por roja directa del gilipollas del argentino.

Odio el tabaco pero más odio a los subnormales que se creen que hay que aguantarles las consecuencias de su síndrome de abstinencia y encima hacer palmas. Máxime cuando consisten en comportarse como un esquizofrénico en las fiestas de Pozuelo.

Ya te contaré.